Contacto:

Hermandad Nazareno
Calle Salinas S/N
29601 Marbella

 

info@hermandadnazareno.net

 

Teléfono: 952827473 952827473

 

 

 

 

 

607 65 34 25

¿Quiere hacerse hermano?

Si quiere unirse a la Hermandad, utilice el  Formulario de contacto para recibir información. ¡¡Le esperamos!

 

Enlace:

 

Nuevo Hermano

La HERMANDAD DEL NAZARENO, como se conoce popularmente y de forma abreviada, es de las más antiguas de Marbella.  De los datos que dispone la Cofradía que dan fe de su antigüedad, existen documentos de finales del Siglo XVII (1697) y otros documentos del Archivo Histórico Provincial del Obispado de Málaga, así como, del Ayuntamiento de la Ciudad.

 

El actual Hermano Mayor D. Juan Pedro Pérez Duarte, ha encargado al historiador e investigador local D. Fernando Álvarez Cantos, la elaboración de un informe avalado por documentos históricos hallados por él y de los que se deduce, que ésta hermandad no tiene un origen claro en cuanto a la fecha de su fundación, pero si es posible demostrar que con anterioridad a 1697 ya existía la Hermandad de la Muerte y Santo Entierro de Cristo, también es muy probable que la antigua Hermandad del Dulce Nombre de Jesús, pase en un momento dado de la historia, a llamarse Hermandad del Nazareno ya que los padres dominicos que se instalaron en la ciudad sobre 1580 iban instituyendo la advocación al Nazareno allí donde fundaban conventos de la orden religiosa, al igual que se hizo en otros puntos de la provincia de Málaga, se conoce que en 1610 se encarga una imagen del Nazareno para Marbella a los hermanos imagineros malagueños Juan y Antonio Gómez.

                                                                         

 

Todas estas informaciones no demuestran fehacientemente, aunque así lo presuponen, la existencia de la Hermandad del Nazareno hasta que llegamos a 1795 donde si existen documentos de ambas hermandades tanto del Nazareno como de la Muerte, haciendo una comunicación de bienes al Obispado de Málaga para el pago de tributos a la Hacienda Real, esta comunicación se hacía cada cinco años lo que demuestra sin lugar a dudas que ambas hermandades ya existían en el año 1790.

 

Estas trascendentes referencias a dos de nuestros Sagrados Titulares, dan por hecho de que existían y eran ya conocidos y venerados por el pueblo y las autoridades de Marbella hacia mediados del siglo XVIII de forma regular. Existen más documentos que demuestran la continuidad en el tiempo de ambas Hermandades durante todo el siglo XIX tal y como obra en el archivo municipal donde se encuentran las inscripciones en los cementerios del Ayuntamiento la posesión de bóvedas para enterramientos de los hermanos donde existen numerosas referencias.

 Y así hasta el 19 de Julio de 1936, día fatídico donde se destruye todo el patrimonio e imágenes de las hermandades de Marbella, no quedando enseres ni documentos ya que la sede donde se custodiaban, La Iglesia Parroquial de la Encarnación es quemada víctima de la barbarie de la Guerra Civil de 1936. Sin embargo, si conocemos algunos datos anteriores a esas fechas. Sabemos de los esfuerzos que con anterioridad 1902 realizaban D. Juan Urda, D. Salvador Gil y D. José Cuevas, organizando la procesión del Jueves Santo.

 

La primera Junta Directiva de la Hermandad, de la que se tiene conocimiento con certeza absoluta elige como Presidente y Hermano Mayor a D. José Caracuel Delgado, cuyo cargo ostentó durante más de 30 años, de 1903 a 1936, y vocales a D. José Ariza Jiménez, D. Francisco Machuca y a un hijo de D. Salvador Gil.  El hijo de D. José Caracuel Delgado, José Caracuel Ariza, ocupó el cargo de Mayordomo.

 

Durante esta etapa conocida, y ya en época más reciente, la Cofradía se enfrentó a grandes dificultades por la falta de medios para desarrollar la labor de procesionar sus Titulares en Semana Santa, realizar obras de caridad y fomentar la ayuda a favor de los ancianos.  A pesar de ello, la Hermandad procesionó las imágenes del Nazareno, Santo Sepulcro y Resucitado, los días Jueves y Viernes Santo y Domingo de Resurrección, respectivamente.

Durante ese tiempo, los hermanos de la Cofradía se componían principalmente artesanos y mineros, casi en su totalidad pertenecientes a la plantilla de trabajo de la mina “El Peñoncillo”. También de pequeños comerciantes de la ciudad.

 

Finalizada la Guerra Civil, durante la cual había desaparecido la imagen del Cristo Nazareno y del Santo Entierro, D. Bartolomé Pérez-Lanzac ofreció otra imagen que trajo desde la localidad de Álora.  Se trataba de una imagen que la familia había encargado al tallista hispalense D. José Ribera, que fue expuesta en la Iglesia de la Vera Cruz de Álora.  Constituía un preciado legado de su padre, D. Juan Pérez-Lanzac Hidalgo ya que la había pedido al escultor sevillano en cumplimiento de una promesa por haber vuelto a reunir con vida a todos los miembros de su familia diseminados durante la guerra.  La Hermandad procesionó solemnemente esta nueva imagen el Jueves Santo del año 1946.

 

Trasladada esta nueva imagen a Marbella, colaboraron con el Sr. Pérez-Lanzac en la reorganización de la Cofradía, los Sres. D. Diego Jiménez Lima, D. Antonio Maíz Viñals, D. Luis Gámez Piña, D. Cristóbal Parra Sánchez, D. Joaquín Gómez Agüera, D. Francisco Guerrero Rodríguez, D. Francisco Cuevas Blanco, D. Antonio Rueda Sánchez y D. Manuel Ramos Vázquez.  Se nombra Camarera de honor a la Excma. Sra. Dña. Josefina Larrucea de Girón, y Campanillero de honor a su hijo, José Antonio Girón Larrucea, que ayudan económicamente a la Hermandad para que ésta pueda introducir importantes reformas. 

 

En 1953 sucede al Sr. Pérez-Lanzac en el cargo de Presidente, D. José Sánchez Cuevas hasta 1955.  Con su gran hacer consigue para la Cofradía una nueva imagen del Cristo Yacente que dona el M. I. Ayuntamiento de Marbella, siendo su Alcalde D. Francisco Cantos Gallardo. Este hecho supone la refundación de la Hermandad del Santo Entierro en el seno de la Hermandad del Nazareno, por lo que a partir de este punto de la historia, ambas hermandades se funden en una sola, todos estos datos se han podido demostrar y conocer a partir del año 2015, fecha en que D. Fernando Álvarez Cantos entrega sus estudios, de manera altruista, para que la Hermandad disponga de ellos como mejor convenga. La imagen del Cristo Yacente sería sustituida en 1985 por una nueva talla en madera efigiada por el escultor hispalense D. Ricardo Ribera Martínez.  Se compran nuevos tronos y se realzan las procesiones con la reforma de las vestiduras de los cofrades.

 

En el período de 1955 a 1960, se hace cargo de la Cofradía D. Francisco Lorenzo Cuevas y se nombra Hermano Mayor Honorario al Excmo. Sr. D. Carlos de Salamanca y Hurtado de Zaldívar, Marqués de Salamanca, con cuya generosa ayuda obtuvo gran impulso la Hermandad.  Se consigue así el asentamiento definitivo de la misma, llevando a la Junta Directiva nueva savia que aportó tesón y espíritu de trabajo. Bajo su dirección se amplió la Cofradía con la imagen de María Santísima del Mayor Dolor que donó por mediación de su hermano Pedro Antonio López Roldán, socio de Francisco Lorenzo, Dña. Araceli López Roldán y cuya imagen contaba con más de 120 años de antigüedad puesto que perteneció a Dña. Araceli de la Doblas, bisabuela de la donante, y había estado expuesta a la veneración de los cordobeses en la Iglesia de los Padres Capuchinos que se encuentra en la famosa Plaza del Cristo de los Faroles.  Esta imagen sería reemplazada por otra talla del imaginero malagueño D. José Dueñas Rosales, realizada en madera de cedro real y policromada en 1996, bendecida el 10 de Febrero y procesionada por primera vez el Miércoles Santo de ese año.  Esta nueva talla lleva una corona en plata de ley cincelada y terminada con baño de oro, obra de Orfebrería Triana, de Sevilla.

 

La imagen anterior sigue expuesta al culto en el altar del Nazareno en la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación.

 

En la procesión del Miércoles Santo día 13 de Abril de 1960 salieron por primera vez juntas las imágenes del Nazareno y María Santísima del Mayor Dolor.

En 1960 es nombrado Hermano Mayor D. Antonio Maíz Viñals, médico de gran prestigio y muy querido en Marbella, quien desempeñaría su cargo hasta 1971. 

 

En aquel entonces son nombrados Hermanos Mayores honorarios D. Bartolomé Pérez-Lanzac Rodríguez, D. Manuel González Cabello y D. José Lasso de la Vega, y Campanillero de honor el niño Manolito Sánchez Dalp.  Entre los acuerdos que toma la nueva Junta figura principalmente el de la construcción de un retablo en la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación.  D. Antonio Maíz Viñals se ofrece a escribir un libro que será dedicado a tal fin.  Es escrito el libro Historia de Benahavis con cuya venta y donativos recibidos se construye el retablo para la imagen del Nazareno que es solemnemente bendecido por el Párroco D. Rodrigo Bocanegra Pérez e inaugurado el día 22 de Diciembre de 1961, actuando de padrinos D. Bartolomé Pérez-Lanzac Rodríguez y su esposa, Dña. Consuelo Muela Azorín.

 

 

El mismo día de la bendición del Retablo se acuerda la construcción de dos tronos de oro chapado para próximos desfiles de Semana Santa para lo cual se nombra una comisión encargada de llevar a feliz término la idea, compuesta por los Sres. D. José Fernández Bueno, D. Joaquín Gómez Agüera, D. Francisco Guerrero Rodríguez, D. Pedro Antonio López Roldán, D. Miguel Romero Espada y el Hermano Mayor.  Sendos tronos se encargan, uno para el Nazareno a los Talleres de Orfebrería de Angulo en Lucena, Córdoba, y otro para la Virgen a la Orfebrería Vda. de Villareal, de Sevilla.  Salen en procesión las dos imágenes en sus tronos nuevos por primera vez el Miércoles Santo 18 de Abril de 1962, siendo padrinos de los tronos el Excmo. Sr. Marqués de Salamanca y Sra.

 

El trono del Nazareno sería reemplazado por otro nuevo, de estilo barroco, estrenándose en la salida procesional del Miércoles Santo del año 2001, iniciando el nuevo Milenio.  El trono de la Virgen sería renovado y agrandado, estrenándose también el Miércoles Santo del año 2001.  Ambos tronos son obra del orfebre malagueño Cristóbal Martos Muñoz.  El trono del Santo Sepulcro actual es obra del artista malagueño D. Rafael Ruiz Liébana.  Tallado en madera de cedro real, en el más puro estilo barroco, color caoba, se estrenó el Viernes Santo de 1997.

 

Siguiendo con la historia, es nombrado Hermano Honorario de la Cofradía el Excmo. Sr. Duque del Infantado y Mayordomo Honorario, D. Antonio Menchaca Careaga.  Se unen a la Hermandad el Conde Rudi von Schonburg y su esposa, S.A.R. la Princesa María Luisa de Prusia.

 

Al Dr. Maíz Viñals le sucede en el cargo de Hermano Mayor, en 1971, D. Francisco Fernández Peinado, hijo de un directivo que fue de nuestra Cofradía, con lo que la continuidad sigue en el corazón de aquellos que siendo niños vieron la fe, entrega y devoción que sus padres pusieron en llevar sobre sus hombros, año tras año, el gran peso de la Hermandad.  D. Francisco Fernández Peinado permanece en el cargo hasta 1983, renovándose en esa etapa gran parte de los estandartes, cruces, cetros y faroles de los tres pasos de la Cofradía.  Estos enseres han sido renovados, reemplazados o hechos de nuevo y en su labor han participado en época reciente, Camareras de la Cofradía y el artista malagueño D. Sebastián Marchante Gambero.

La edificación de la Casa Hermandad actual, ubicada en la Plaza del Santo Sepulcro s/n, en el Casco Antiguo de la ciudad, es promovida por D. Juan Antonio Cuevas Garrido que ocuparía el cargo de Hermano Mayor de la Cofradía de 1983 hasta 1993.  El solar fue cedido a precio simbólico por el directivo de la Hermandad D. Jesús Lorenzo Cuevas.

 

Ya en años más recientes de la historia de la Cofradía, el 26 de Septiembre de 1995, SS.MM. los Reyes aceptan el nombramiento de Hermanos Mayores de la Hermandad, que pasa a ser Real Hermandad.  Son así mismo Hermanos Mayores de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima del Mayor Dolor, además de los Reyes, la Guardia Civil y el Escuadrón a Caballo de gala de la Policía Local de Marbella.  Del Santo Sepulcro son Hermanos Mayores los Reyes, el M. I. Ayuntamiento de Marbella, la Guardia Civil y lo fue la Bandera de Operaciones Especiales de la Legión integrada en el 4º Tercio Alejandro Farnesio con sede en Montejaque (Ronda), desde 1994 hasta su disolución en 2002. 

 

En los últimos años, han sido Hermanos Mayores de la Cofradía, después de D. Juan Antonio Cuevas Garrido, D. José Guerrero Bernal, de 1993 a 1995,  D. Rafael Mora Cañizares, desde 1995 a 2009 y D. José Juan Abrines Durá, desde 2009 hasta 2014. A finales de 2014 se convocan elecciones al cargo de Hermano Mayor y se presentan, por primera vez en la historia reciente de la hermandad  dos candidaturas, resultando ganadora la lista encabezada por el actual Hermano Mayor D. Juan Pedro Pérez Duarte que toma posesión el día 18 de Enero de 2015.

 

Las imágenes de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima del Mayor Dolor se procesionan el Miércoles Santo, y la del Santo Sepulcro el Viernes Santo.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Real , Ilustre, Venerable y Antigua Hermandad Sacramental de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima del Mayor Dolor y Santo Sepulcro.
Diseñado por miguelsr.es con la herramienta de 1&1 Mi Web